Psoriasis palmoplantar

La psoriasis palmoplantar se caracteriza por la aparición de placas muy secas y enrojecidas (lesiones eritematoescamosas) localizadas en la capa córnea de las palmas de las manos y las plantas de los pies, así como en el dorso de dichas extremidades.
Este tipo de variante de la enfermedad afecta aproximadamente a una de cada cuatro personas con psoriasis, pudiendo aparecer, en ocasiones, de forma simultánea con otras variantes.

psoriasis palmoplantar

Síntomas de la psoriasis palmoplantar

La psoriasis palmoplantar acaba formando placas muy resecas y engrosadas en la capa córnea de manos y pies. Esta zona, al estar expuesta a un mayor desgaste, termina volviéndose más gruesa de lo habitual (hiperqueratosis), formando durezas y grietas en la zona afectada.

Las lesiones se forman por placas redondas u ovaladas y de contornos bien delimitados, cubiertas de escamas blanquecinas que le dan un aspecto agrietado a la piel.
Pueden presentarse también pequeñas pústulas profundas de color amarillento ( variante conocida como psoriasis pustular palmoplantar o pustulosis palmoplantar). Las pústulas terminan desprendiéndose de la epidermis de forma natural y no resultan infecciosas.

Es común confundir la enfermedad con otras afecciones de la piel como eccema o micosis, sobretodo si el paciente no presenta otros tipos psoriasis. Para poder diagnosticar la enfermedad de forma efectiva es recomendable que un médico especialista realice una biopsia de la piel afectada.

La psoriasis palmoplantar puede tener un impacto considerable en la calidad de vida del paciente. Las lesiones generadas pueden causar malestar y dolor debido a la inflamación de las extremidades, a la piel endurecida y a las grietas y pústulas que en ocasiones pueden llegar a sangrar.
En los casos más graves de afectación en manos y pies, las lesiones pueden llegar a ser discapacitantes para realizar tareas cotidianas, incluso pudiendo llegar a producir problemas de movilidad o consecuencias psicológicas.

Es recomendable no exponer las lesiones al contacto con agentes químicos o productos que propicien la sequedad en la piel y agraven la irritación. Baños de agua demasiado caliente o ejercer alguna actividad que requiera de una fricción prolongada en la zona con afectación puede resultar contraproducente.

Características generales de la psoriasis palmoplantar

  • las lesiones se localizan en las palmas de las manos y las plantas de los pies
  • es característica la formación de placas secas y enrojecidas
  • generalmente se aplica un tratamiento de uso tópico (localizado) o sistémico en caso de afección en varias zonas corporales
  • este tipo de psoriasis puede perjudicar en la calidad de vida del paciente

Tratamientos para la psoriasis palmoplantar

Algunos tratamientos de uso tópico no resultan efectivos para este tipo de psoriasis, pues la piel afectada es más gruesa y el tratamiento no se absorbe igual. Por ello es común la aplicación de corticosteroides en estos casos.
En ocasiones, los vendajes hidrocoloides (cicatrizantes) reducen las lesiones y ayudan a aliviar el picor.
La fototerapia (PUVA) y los tratamientos sistémicos son también una alternativa para tratar lesiones más graves con afectación en varias zonas del cuerpo.
Como tratamiento natural para la psoriasis palmoplantar se recomienda consumir derivados de la vitamina D, aunque la eficacia de éste método no ha sido científicamente demostrada. En cualquier caso se recomienda que el paciente con cualquier tipo de afección cutánea acuda a su médico especialista para obtener un diagnóstico y tratamiento adecuado.